En el espacio que gravitan mis pensamientos, existe un recuerdo que permanece pronunciando tu nombre aun cuando no te pienso.

Aun cuando las siluetas de la noche abrazan el crepúsculo, lo esconden en sus brazos hasta que llega la oscuridad. Y luego lo dejan ir al amanecer a escondidas cambiando su nombre por ocaso. Te pronuncian aun en contra de lo que soy…de lo que quiero ser. De lo que nunca me atreví a decir. Te pronuncian dibujando poemas con mis versos. Te pronuncian aun cuando duermo, y me despiertan susurrando un te quiero, con el sonido de tu voz.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…